Jeanne Siaud-Facchin es psicóloga clínica, psicoterapeuta, y una de las principales expertas europeas en los problemas que el exceso de inteligencia puede provocar. En el año 2000, Jeanne fundó en Marsella el centro Cogito’z, primer centro europeo especializado en psicología integral; este tipo de psicoterapia consiste en equilibrar la personalidad de forma de adecuada, dando mucha importancia a la dimensión espiritual de la vida. Esta es la razón por la que Jeanne siempre recalca la importancia de la meditación (mindfulness) en la vida del superdotado. La conferencia ofrecida en Oviedo fue la primera que daría Jeanne en España y la primera también en la que utilizaría traducción simultánea en su discurso.

La psicoterapeuta nos hablaría en su ponencia de las claves para poder sentirse bien y de conseguir la felicidad, siendo superdotado. Para ello nos relataría varios aspectos de su libro “Demasiado Inteligente para ser Feliz”( ”¿Trop intelligent pour être heureux ?”, 2008) con el que ella se daría conocer en la comunidad superdotada de nuestro país cuando este fue publicado en castellano, en 2014. Fue en este libro donde muchas personas conocieron la terminología que Jeanne utilizaría para denominar a estas peculiares personas con un tipo de inteligencia cualitativamente diferente al de la mayoría; las cebras.

*Esta diapositiva no iba a ser parte de la conferencia pero como al autor de este artículo se le ocurrió llevar el libro, por si acaso, pudo incorporarse a la ponencia a ultimísima hora ^^.

 

LAS CEBRAS

Varías serían las razones por las que Jeanne se decantaría por esta palabra, desde hace 25 años, para definir a las personas superdotadas. En Francia, “cebra” se usa para denominar a las personas diferentes o especiales que se salen de la norma. Estos animales tienen unas rayas únicas, es decir no hay dos cebras iguales de la misma manera que no hay dos superdotados iguales. También las cebras son animales que necesitan estar en compañía y tener lazos afectivos con los demás. No pueden estar solas, al igual que les pasa a los superdotados, y necesitan encontrar su lugar en la sabana. Así mismo, la cebra es el único équido que no puede ser domesticado, exactamente lo mismo pasa con las personas superdotadas que por mucho que se las intente manejar seguirán siendo ellas mismas.

Otra razón importante es para evitar esa confusión existente con la palabra superdotado, razón por la que varias personas no se ponen de acuerdo con que terminología usar; Superdotado, Altas Capacidades, Precoz (en Francia “niño precoz” es lo mismo que superdotado), “HP”(Haute Potentiel, Alto Potencial), son algunos de los conceptos utilizados para definir a estas personas. Y hablando de HP, Jeanne nos recomendaría leer a “Harry Potter” pues según ella este popular personaje representa a la perfección a todos los niños que se sienten diferentes y que son rechazados por ello. Este personaje además tiene que expresar su potencial para poder desarrollar sus virtudes, al igual que ocurre con los niños superdotados.

Como todos sabéis, uno de los mitos más extendidos es pensar que el niño superdotado va a ser el primero de la clase y tiene que saber todo. Esto les hará sentirse muy presionados porque solo quieren participar en clase como los demás y ser ellos mismos. Su pensamiento se difiere con el resto porque funcionan de una manera bastante específica. Además de a su potencia y rapidez intelectual hay que añadirle un pensamiento arborescente que consiste en asociar ideas e imágenes. Por si fuera poco, también hay que añadirle una hipersensibilidad y empatía muy intensificada.

 

UN FUNCIONAMIENTO ESPECÍFICO DE LA PERSONALIDAD Y DE LA DINÁMICA EMOCIONAL

Jeanne define la manera de sentir de estas cebras con la expresión americana “Intense World Syndrom” (Síndrome del mundo intenso), porque para ellos sus pensamientos y sentimientos son como una ola muy intensa que tienen que aprender a dominar. Para lidiar con esta ola es necesario hacer uso de técnicas emocionales, razón por las que la autora se intereso en el estudio de la meditación (mindfulness); un método que la psicoterapeuta recomienda a todos los superdotados en sus terapias. Según ella gracias al mindfulness, las cebras pueden aprender a ver más claro su camino y a poder manejarlo ellas mismas.

Hoy en día las neurociencias han demostrado que todo este funcionamiento particular en los superdotados es cierto y no se trata de ninguna habladuría sin fundamento alguno. Esa intensidad será su manera de estar en el mundo.

 

A continuación, nos centraremos en ese funcionamiento emocional de las personas superdotadas que ella dividirá en tres bloques:.

Hiperestesia

Hiperestesia es la capacidad de sentir el mundo con los 5 sentidos de una manera más exacerbada. De manera que ven lo que otros no ven (como si tuvieran ojos en el cogote), perciben también varios sonidos a la vez (pueden escuchar varias conversaciones y la música de fondo que suena, o varias fuentes auditivas a la vez). Les molestan mucho también las etiquetas de la ropa y pueden percibir un olor específico, asociándolo a un objeto o una persona concreta.

Reactividad emocional

Todo esto hace que sean muy reactivos ante el mundo y se estimulen con multitud de cosas con las que la mayoría de las personas no prestan atención o pasan de ellas simplemente. De manera que algo para una persona normal pasa completamente desapercibido para un superdotado puede suponer un cataclismo emocional.

 Empatía

Esta reactividad emocional trae por consecuencia que tengan una empatía muy desarrollada de manera que son capaces de sentir las necesidades emocionales de las demás personas con unas edades muy tempranas, algo que puede resultar muy difícil y agotador para ellos porque esa tensión que ven a su alrededor la interiorizan como si estarían sufriendola ellos. Esto esta relacionado con las llamadas “neuronas espejo”, situadas en el cortex prefontal del cerebro, que están doblemente desarrolladas en el caso de los superdotados, estas neuronas hace que se refleje en nosotros el estado de los demás.

Vincent, un chico superdotado de 18 años decía al respecto: “Vivir con la empatía, es insoportable, te sientes arraigado en todas partes.

De esta manera, en un superdotado las emociones suben y bajan rápidamente y de una manera bastante brusca, como si estuvieran en una montaña rusa. Mientras que en las personas normales las emociones fluctúan bajo unos altibajos dentro de la normalidad, y sin grandes cambios, a no ser que estemos en el caso de una persona bipolar. Los superdotados en cambio pueden pasar del éxtasis a la desesperación en un instante por cualquier motivo que para los demás puede resultar insignificante. Es por eso que ellos tienen que aprender a manejar esas emociones, y saber donde están para saber cuando suben y cuando bajan, para evitar estas desagradables situaciones. Este poema de Pearl Buck define a la perfección dicha situación:

UNOS VALORES INTOCABLES, PENSAR CON EL CORAZÓN

Los superdotados son muy fieles a unos valores no negociables, no soportan las injusticias que reciben los demás ni por supuesto la que sufren ellos mismos. Esto resulta inevitable para ellos, nunca soportaran nada que no vean justo. La verdad y la sinceridad será siempre lo más importante para ellos y siempre rechazaran la hipocresía y la mentira. Estas convicciones les darán capacidades de liderazgo y de vincularse estrechamente con varias personas. Al igual que las cebras, no pueden existir sin sentirse ligados afectivamente a los demás.

En definitiva, los superdotados piensan con el corazón en todas las ocasiones. Incluso cognitivamente, anteponen el afecto a su cabeza y esto es algo que no suelen entender las personas que no entienden de superdotación. Contrariamente a lo que se piensa, un superdotado no suele ser creído (no se le sube a la cabeza) porque si ellos se dan cuenta de cómo funciona el mundo y de los límites del mismo es en primer lugar porque son conscientes de sus propios fallos y de sus propias limitaciones. Si un niño o un adulto superdotado resulta ser muy soberbio o prepotente es porque tiene miedo a admitir su vulnerabilidad, y se protege como un erizo.

UN FUNCIONAMIENTO COGNITIVO SINGULAR

Una vez tratada la parte emocional hablaremos de su forma de funcionamiento cognitiva. 4 serán los factores a destacar en la misma:

Hiperactivación Cerebral

“La Hiperactivación Cerebral” consiste en las rápidas conexiones cerebrales que tienen las personas superdotadas, en sus dos hemisferios, con una densidad de neuronas entre el cortex prefontal y el lóbulo parietal que resulta en una placa que distribuye toda la información a lo largo del cerebro. Todo esto puede dar la sensación de tener una tormenta dentro de su cerebro. Así describía esta sensación un joven superdotado: “Es tan intenso lo que ocurre en mi cabeza que a veces tengo la sensación de que tengo un exceso de calor y de que algo va fallar. Tengo la impresión de que puedo caer en un coma cerebral y me da miedo. Entonces intento no pensar, pero no soy capaz. Es como si fuera prisionero de mi cerebro.”

La cuestión sería entonces como pulsar el botón STOP para parar esa máquina infernal que no para de producir información. Ellos desean poder hacerlo para poder parar de pensar y no sentirse tan agobiados.

 

Velocidad de Transmisión

Otra particularidad sería la “Velocidad de Transmisión” que consiste en que el procesamiento cerebral del tratamiento que perciben en el entorno va muchísimo más rápido en una persona que tiene un CI de 140+ en comparación con una persona que tiene un CI de 100(estimación aproximada de cociente intelectual entre la mayoría de la población). Además, dentro del cerebro del superdotado la información circula con muchísima mayor rapidez por lo que su cabeza se encuentra en ebullición constantemente. Una paciente decía al respecto: “Pienso en tantas cosas a la vez que a veces no sé ni donde estoy, pierdo el hilo de mi pensamiento, va demasiado rápido y tengo la impresión de olvidarme de ideas esenciales”

Esto sucede porque normalmente ellos suelen tener dificultades a la hora de seleccionar la información. Porque aunque sean superdotados ellos, al igual que todas las demás personas, no pueden decir o hacer todo en una sola vez. Tienen que seleccionar y elegir.

 

Déficit de Inhibición Latente

La consecuencia de esto sería el “Déficit de Inhibición Latente” que consistiría en que no tienen ninguna jerarquización a la hora de introducir la información. Esto sucede porque les llega todo a la vez al cerebro, un problema que no tienen las personas no superdotadas que automáticamente prestan atención a lo que está ocurriendo ahora sin dar más vueltas. Un superdotado en cambio está programado a reflexionar todo. Piensan en mil cosas que les vienen a la cabeza en ese momento lo que les puede distraer por completo. Gregoire, un niño superdotado de 10 años lo llamo esto a “pensar en pensar”. Para ellos es muy complicado priorizar la información, y centrarse en lo que es más importante y en lo que tienen que hacer les supone un esfuerzo.

 

Exceso de Trabajo del Hemisferio Derecho

El cuarto rasgo sería “El Exceso de Trabajo del Hemisferio Derecho”. Este hemisferio se encarga de asociar ideas con los sentimientos y no con la lógica (que estaría en la parte de la izquierda). La parte derecha se encarga la creatividad, la intuición y lo afectivo. Mientras que el izquierdo se encargaría del raciocinio y la argumentación. Cuando la parte derecha trabaja rápidamente es entonces cuando sucede el llamado “pensamiento en arborescencia” en los superdotados. Tienen muchísimas ideas que se despliegan continuamente y una idea se va asociando con otra que da lugar a otro pensamiento, o una nueva cuestión, u otra hipótesis.

Esta manera de pensar puede no tener fin, lo que nos da entender lo complejo que puede suponer funcionar con todas esas ramificaciones. Un niño superdotado de 7 años definía esta situación con esta frase “En mi cabeza tengo un árbol genealógico de mis problemas”.

 

EL PENSAMIENTO ARBORESCENTE

La arborescencia hace que, a veces, sea difícil para ellos atrapar la idea adecuada para cada momento entre tantos pensamientos. Maríe, una adolescente superdotada de 14 años, decía lo siguiente al respecto: “A los niños normales, cuando hacen una pregunta, se les levanta una antena y piensan sobre el asunto. A nosotros se nos levantan 25 antenas, por lo que no llegamos a canalizarlo y nos hacemos un lio. Para expresarlo se nos hace muy difícil.”

Raphael, un joven de 17 años decía algo más complejo: “Podemos ver el mundo lineal como una decisión arbitraría en relación con todas las posibilidades que aparecen en el fondo. Cuando estoy en el modo de arborescencia es mucho más difícil utilizar el lenguaje porque simultáneamente se me presentan cuatro palabras que quieren decir la misma cosa, o casi la misma cosa, y se me presentan en la cabeza en el mismo momento.”

Las personas normalmente utilizan el pensamiento secuencial, parten del punto A para llegar al punto B llevando un orden lógico. El pensamiento arborescente, en cambio parte del punto A y quizás llegue al punto B, o no. Esto es porque tienen muchísimas ideas en la cabeza y es muy agotador para ellos esta situación porque les consume muchísima energía lo que desarrolla un efecto embudo en ellos que hace que digan muy poco en comparación a lo que piensan.

En este árbol tan particular encontraremos ramas como:

La Creatividad

En esa arborescencia las emociones se vinculan con el pensamiento, y el eco emocional va tejiendo una gran telaraña entre las ramas del arbol. Son personas que vibran con el mínimo eco que sucede en el mundo. Esto genera mucha creatividad y pensamientos divergentes, que rompen moldes. Esto no siempre encuentra un hueco en el universo en el sistema escolar pero es importante porque esa creatividad les hace concentrarse con intensidad.

El Flujo

Mihaly Csíkszentmihályi denominaría “Flujo” a ese estado de júbilo inmenso que se genera cuando alguien está haciendo algo muy concentrado, no le condiciona lo que hay en su alrededor, y se siente pletórico. Para esto tienen que haber un buen ajuste entre el nivel de complejidad(o las competencias) que tengamos y el nivel de la tarea. Si la tarea fuera muy compleja generaría mucha frustración o incluso agresividad entre los niños. Por el contrario, si fuera más bajo el nivel de nuestra complejidad puede causar el aburrimiento y el abandono de la tarea.

 

La intuición

Otra rama de ese árbol será el fulgor que ira unido con la intuición. La intuición es el encuentro entre lo que ya sabemos, nuestra memoria a largo plazo, y el análisis rapidísimo que hacen los superdotados. Esta explosiva combinación hace que se genere un proceso a una velocidad vertiginosa, a veces a golpe de flash, que nos da la respuesta a algo sin pensarlo prácticamente. Si nos pararíamos a pensar, diríamos “No, esto no puede ser asi porque es imposible. Es absurdo y una estupidez”. Por esta razón cuando le pregunten a un superdotado “como sabes eso? El responderá; “Lo sé porque lo sé”. Y ciertamente es así, porque toda esa velocidad de conexiones al mezclarse con su pensamiento les ha dado la respuesta a la velocidad de la luz sin que ni siquiera ellos puedan explicarlo.

Es una idea que les ha venido de repente a la cabeza, debido a esa particular capacidad metacognitiva (pensar en el pensar) que tienen. No es porque sean prepotentes o soberbios, aunque a veces pueden dar esa impresión equivocada, es que funcionan de esa manera. Por todo eso es muy importante de que sean conscientes de cómo funcionan sus pensamientos y sus emociones. Ellos ven el principio de la cuestión y el final, pero por el medio no saben que camino han tomado para llegar a la solución. Y la respuesta es así, no hay camino para ellos porque lo ven evidente.

EL SENTIMIENTO DE VERSE DESPLAZADO

Por desgracia, esta diferencia les crea una sensación de desajuste con los demás que les hace sentirse como “El Patito Feo”; el conocido cuento de Hans Christian Andersen. Una sensación que será todavía más notoria en la adolescencia. De esta manera muchos se piensan que están locos o que algo no funciona bien en ellos. Incluso llegan a tener diagnósticos erróneos nada deseables que les impiden desarrollar su camino. Lo que les hunde es el sentirse diferentes porque ser diferente no es malo, si estas integrado, pero verte fuera de lugar en todas partes puede ser devastador para la persona. Sobre todo en la adolescencia, cuando necesitas identificarte con tus pares para no verte solo.

*Se estima que Hans Christian Andersen tenía un CI de 145…

 

Una adolescente decía decía, al respecto; “Cuando estoy con los demás tengo la sensación de que hay un cristal, y que no estoy en contacto con ellos porque estoy detrás de ese cristal”.

Esa sensación de soledad hace esencial el vínculo con sus padres, tutores o psicólogos para que no se sientan tan desgarrados. Estamos en una sociedad donde es necesario funcionar de la misma manera que los demás, para no verte desubicado. De lo contrario, intentaran cambiarte para que entres en ese molde establecido. Esto evidentemente complica mucho la construcción de la imagen, y personalidad, de uno mismo. Tenemos que crecer siguiendo nuestro propio camino, sin cambiar de canal.

 

LA DIFICIL CONSTRUCCIÓN DE LA IMAGEN DE UNO MISMO

La confianza en uno mismo se construye con la mirada de los demás y si te consideras demasiado en todo; demasiado sensible, demasiado excesivo, demasiado rápido, demasiado lento, demasiado absorto, demasiado disperso, demasiado lo que sea(basándonos en lo que decía Linda Silverman), eso les resulta muy difícil porque no saben quienes son con todas esas etiquetas que verán como debilidades. Esto repercutirá en la escuela porque esa baja autoestima hará que no rindan de la manera adecuada. Los chavales superdotados no son capaces con esas edades de manejar de manera eficaz esa inteligencia, ni su sensibilidad, y eso les hará pensar que son tontos e incapaces de hacer nada. Esto es muy difícil para la imagen que se hacen de ellos. La clave siempre será que les acepten.

 

Ellos pueden utilizar varias estrategias para encajar:

 -Inhibición: Efecto Pygmalion negativo (rebajarse al nivel de los demás). Esto les generara mucha frustración y los psicólogos deberían de entender a ese adolescente para animarle a volver a poner en marcha su máquina de pensar para que pueda disfrutar de su forma de ser.

-Hacer el tonto: Los superdotados tienen un sentido del humor muy desarrollado que pueden utilizar para ser el payaso de clase con el fin de ser aceptados al hacer reír a los demás.

-Tomar la actitud de Zorro: Se le llama así porque consiste en salvar a los demás, emulando al popular héroe enmascarado. Las chicas sobre todo intentaran ser confidentes y ayudar a los demás a superar sus problemas.

-Problemas y más problemas: Algunos niños superdotados pueden adoptar la actitud de ser problemáticos para hacerse notar y dejar de ser invisibles de cara a los además. Con esta posición pretenden que alguien les quiera y les comprenda.

-Sufrir muchísimo: Algunos niños superdotados que desarrollan varias patologías, por no ser aceptados, no quieren mejorar sus problemas porque piensan que si mejorarían ya no tendrían tanta atención., sobre todo por parte de los padres.

 

LOS MECANISMOS DE DEFENSA

Los mecanismos de defensa ante el no ser aceptado pueden ser los siguientes:

-Defensa por el conocimiento: Todo pasa por el filtro cognitivo separándolo de lo emocional. Algo que puede ser muy problemático en algunas edades…

-El Humor: Lo que hemos comentado en el punto anterior

-Creación de un mundo interno protector: Este mundo imaginario que ellos construyen les proporcionara una vía de escape ante los problemas y les puede tranquilizar en la escuela.

Algunos niños superdotados necesitan moverse continuamente (sea un estimulo kinestésico, cognitivo o emocional) y otros están siempre en la luna, ausentes. Aunque parezca lo contrario son las dos caras de una misma moneda porque mientras unos actúan para no verse fuera de lugar otros se abstraen del mundo y se refugian en el suyo para sentirse protegidos.

Esto les hará crecer con una máscara porque aunque tengan una imagen sonriente de cara al exterior, en realidad se encuentran tristes y atormentados porque la sensación de soledad está muy presente en ellos además de que también intentan ocultar sus dificultades. Estas técnicas para ser aceptados serán utilizadas sobre todo por las chicas pero también habrá varios chicos que las pongan en práctica. Al final, lo que tratan es de adaptarse. A cualquier precio.

 

Incluso pueden intentar quitar las particulares y únicas rayas de las cebras con el fin de poder ser como los demás. También pueden intentar construir una imagen de sí mismos con varias partes, como si fueran una bola de cristal de las discotecas de las de los años 70. Estas bolas compuestas de espejitos pequeños, transmiten una imagen diferente y especial en función de la persona con la que estemos interactuando. Estas personas han creado mentalmente estos espejos para ocultar su fragilidad e intentar adaptarse a las diferentes situaciones con la cara que requiera.

SENTIRSE QUERIDOS, TAL Y COMO SON

Al final, lo que las personas superdotadas buscan es que sean reconocidas y aceptadas tal y como son. Punto. Esto representa muchísimo para ellos, aunque parezca algo tan sencillo. Como diría el monje vietnamita francés Tich Nath Han: “En la vida lo único que necesitamos es ser comprendidos”. Son niños que necesitan ser regados con agua abundante como las rosas. Niños que necesitan que les señale lo que hacen bien. Necesitan capturar esas pequeñas felicidades cotidianas para poder construir su Felicidad con mayúsculas. Se trata al fin y al cabo de tener esa sensación de bienestar.

 

Esa necesidad de sentirse bien consigo mismos es importante. Una niña superdotada de 13 años, Elsa nos decía lo siguiente: “Estoy contenta porque hoy he visto brillar por primera vez en mucho tiempo un poquito de orgullo en la mirada de mis padres”.

La Autoestima:

-Es el ingrediente activo para el desarrollo del superdotado

-La base que pueden utilizar para mantener esa estructura interna y darle estabilidad

-La base esencial para su acompañamiento

Para fomentar la autoestima es fundamental que sean regados con el bien y la amabilidad. De hecho, algunos estudios científicos han corroborado que la amabilidad permite trazar nuevas vías neuronales que reparan el cerebro. De esta manera lo que antes era una fuerza considerada frágil se puede transformar en una fuerza de vida. Los japoneses llamarían a esto “Kintsukoroi”(reparar con oro) un arte donde el objeto roto es reparado con oro de manera que esa pieza se vuelve más bonita. Los japoneses creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia se vuelve más hermoso. Por lo tanto, esos niños necesitan confianza en si mismos para poder transformar esas fragilidades en algo bonito.

 

Estas son las razones por las que Jeanne recomienda tanto el mindfulness. Para vincularse con esos recursos que aunque siempre estén ahí están cubiertos de mil y una cosas, lo que hace que no podamos acceder a ellos. Como hiciera Pulgarcito, tenemos que ir dejando piedritas en el camino para saber luego como volver al origen del mismo. Debemos de buscar en ese pozo que hemos creado la confianza en nosotros mismos. Esto no supone que solo confiemos en nuestras virtudes y en nuestras capacidades sino también debemos de conocer nuestras flaquezas y admitirlas sin ningún problema para poder aceptarnos tal y como somos. La autoestima también requiere la confianza en los demás y en la vida para podernos apoyar en ella.

 

ACEPTAR LA DIFERENCIA

En primer lugar es esencial comprender a ese niño, adolescente o adulto. Y cuáles son sus necesidades. Porque en la escuela estos niños se enfrentan a una doble limitación. Por una parte tienen un modo intelectual diferente lo que hace que tengan que:

-Inhibir su propio funcionamiento

-Aplicar otra forma de razonamiento, la de la escuela.

Esto para ellos supone tener que hablar en una lengua extranjera. Piensan en su idioma pero luego tienen que expresarlo en una lengua diferente a la suya. Estos niños han de entender cómo funcionan desde un punto de vista intelectual, cognitivo y emocional con el fin de:

-Aceptar las reglas de juego de la escuela

-Entender que el éxito escolar es una herramienta que les sirve también para su propio éxito personal.

 

Varios niños se opondrán a la escuela porque no querrán plegarse a esas reglas. Pero cuando dan ese paso de aceptar que somos diferentes entonces un niño superdotado puede entender esa diferencia que impone la escuela. Sera esencial entonces conocer esta diferencia para saber quiénes somos y poder trazar nuestro propio camino. Esto también les ayudara a vincularse con los recursos que tienen los superdotados, que son un tesoro que tienen en el fondo de sí mismos.

 

Para poder lograr esos recursos sería necesario lo siguiente:

-Optimizar su inteligencia y su potencial

-Establecer un vínculo con las competencias y los talentos

-Basarse en la lucidez e hiperpercepción del mundo

-Volver a conectarse con la intuición y la precognición

-Utilizar ese fulgor y esa rapidez

-Desplegar la creatividad

-Que vuelva a surgir la novedad, la curiosidad, y la sorpresa

-Volver a establecer una conexión con su energía

-Optimizar su carisma

-Activar su empatía que permite establecer un vínculo intimo con el mundo

 

 

RECUPERAR SUS COLORES, VOLVER A SER QUIENES FUERON

En sus programas de mindfulness, el equipo de Jeanne le hace a sus alumnos un ejercicio mental donde tienen que convertir las uvas pasas en normales; lo que les indica metafóricamente que deben de recuperar sus cualidades y talentos para volver a ser lo que eran. De esta manera, estas cebras podrán recuperar los colores que perdieron y también apoyarse en sus valores. Estos representan su brújula interior, que siempre apunta al norte. Cuando estos valores no se cumplen habrá un desajuste y como dice la expresión “perderán el norte”. Es necesario un compromiso con nuestros valores para poder tener una buena autoestima y confiar en nosotros mismos. No en vano, son una parte fundamental de su única personalidad. Una forma de ser con la que pretenden ayudar a la humanidad a vivir mejor…

 

En definitiva, se trata de ser quienes somos profundamente para que podamos vivir la vida bien. Y recordar que ser adulto es coger de la mano al niño que fuimos. Sobre todo esto decía Oscar Wilde: “La sabiduría suprema es tener sueños lo suficientemente grandes para no perderlos de vista cuando estamos intentando llegar a ellos”.

Se dice varias veces que el CI no es lo mas importante en los superdotados, algo que es cierto, pero si representara (haciendo un juego de palabras) la Cualidad Intima que posean…